Viajar de Los Barrios a San Roque y Algeciras a mediados del siglo XIX

Viajaremos a mediados del siglo XIX desde Los Barrios a San Roque y Algeciras durante la trasformación de las vías pecuarias en caminos vecinales y más tarde en carreteras.

En materia de carretera la ley Arteta (1851), en referencia al ministro que la impulsó, es el arranque de las leyes de carreteras, clasificándolas en generales, transversales, provinciales y locales comprendidas en los planes del Estado. 

Anterior a esta primera ley, la carretera y el camino vecinal son sinónimos, recayendo en la ley de 1845 a los ayuntamientos la construcción y conservación de estos caminos designándolos como gastos voluntarios, por lo tanto, esta ley no daba el Estado poder para obligar a los ayuntamientos la realización de estas obras, ni la veía como una inversión.

Es interesante la promulgación del Real Decreto de 1848 donde el término camino vecinal se convirtió en sinónimo de camino público, posteriormente la ley de carreteras de 1877 dice que las carreteras no comprendidas en los planes del Estado ni de las provincias deben de ser mantenidas por los ayuntamientos, desapareciendo el concepto camino vecinal.

Los caminos vecinales discurrían por los trazados de caminos antiguos evolucionando, por la legislación, en carreteras, tendríamos que esperar hasta la ley de 1974 para encontrar los términos de camino particular y camino de servicio.

Es muy interesante la ley de 8 de abril de 1848 donde clasifica los caminos vecinales en tres categorías dependiendo de su importancia, obligando a los ayuntamientos a realizar un estudio minucioso de estos caminos que deben de notificar a las diputaciones, responsables últimas de la clasificación, a los ayuntamientos les pide su mantenimiento y construcción utilizando el superávit presupuestario o la creación de un impuesto extraordinario.

Para llevar a cabo estas obras le permite crear una Junta de Caminos formada por las autoridades y los mayores contribuyentes (burguesía mercantil).

En esta zona donde los ayuntamientos funcionan como mancomunidad, crean la Junta de Caminos del Campo de Gibraltar.

Los motivos que se alegan para el arreglo de los caminos vecinales son: “…por interesar a varios pueblos y ser muy transitado…” y “…es un camino muy importante para la comunicación entre los pueblos y la plaza de Gibraltar para la conducción de presos y continuo paso de las tropas de Ceuta y Algeciras cuando vienen de Cádiz…”. Curiosamente nunca se habla de la importancia económica para el transporte de mercancías.

Los Barrios

A mediados del siglo XIX Los Barrios tiene unas 400 casas contando con el ayuntamiento, la cárcel, el cuartel de caballería, la iglesia, la ermita, las escuelas de niños y niñas y una población de 2.722 habitantes.

No se puede hablar de los caminos sin referirnos al Correo en el reportaje  Viajar de Madrid al Campo de Gibraltar hablamos de este tema, el correo llega a Los Barrios desde Algeciras los lunes, miércoles y sábados.

Los Barrios dista de Cádiz, capital de la provincia y diócesis 18 leguas (86,9 kms), de San Roque que es capital del partido judicial 2 leguas (9,6 kms), de Sevilla donde se encuentra la audiencia territorial y la capitanía general 28 leguas (135,2 km) y de Algeciras donde reside la comandancia general del Campo de Gibraltar y desde donde recibe el correo 3 leguas (14,5 kms).

La entrada más importante de Los Barrios es la calle de la Soledad, recuerda su nombre a la Virgen de la Soledad que contaba en el siglo XVIII con una cofradía de gran devoción de la que tenemos datos desde 1720. En 1750 sabemos que José Sánchez Buelma, natural de Granada, deja en su testamento un donativo de 5 pesos a esta cofradía.

La calle de la Soledad empieza en el actual Paseo de la Constitución, en el siglo XIX era una hermosa alameda que daba la bienvenida al visitante y servía para la sociabilidad de los diferentes estamentos sociales a pie o en coche de caballos, reuniéndose en torno a la charla y al son de la música.

Entre los pozos del Pum y de Maldonado la alameda recibía los visitantes y transeúntes que venían o iban a Sevilla, Cádiz o Málaga.

La Alameda llamada de la Caridad además del actual Paseo de la Constitución ocupaba la actual calle Vega de Maldonado que toma este nombre por la propiedad del mayorazgo de Villegas, en el siglo XVII. Carlos Maldonado de Villegas fue quién construyó el conocido pozo de Maldonado.

Aquí nos encontramos un dato y un topónimo muy interesante dice el informe municipal: “…cruza una alcantarilla a un tiro de fusil del arroyo vadeable de la Parrilla…”.

El tiro de fusil era una medida de longitud indeterminada, posiblemente entre 50 y 250 metros, copiada del tiro de piedra que era suficientemente lejos para no ser oído.

Con respecto al arroyo de la Parrilla nos dice que es vadeable (se pude pasar andando) y lo salva una alcantarilla (pequeño puente), este arroyo atravesando la dehesa de la Parrilla (donde tomaba el nombre) desembocaba en el río Palmones.

Partiendo del estudio toponímico del término de Los Barrios que estoy realizando y tomando como referencia su análoga la dehesa de la Parrilla en el Aojiz, el topónimo parrilla tiene su origen en parriella que es una parra pequeña o parriza silvestre, muy cerca se encuentra el topónimo Viñuela (viña pequeña), curiosa la toponimia que nos ha dejado el mundo de la vid.

No obstante, a mediados del siglo XIX la dehesa de la Parrilla era conocida por el Cortijo Grande, debía su nombre por el cortijo o caserón esquina la calle de la Soledad con la Alameda, un edificio que se componía de zaguán, establo, cuadra, pajar, granero, cuatro dormitorios, comedor y fogarín, dos pozos daban agua al cortijo y a los habitantes del patio de vecinos que se construyó en uno de sus laterales aprovechando un hermoso patio.

Este edificio era lugar de referencia en la entrada de Los Barrios fue propiedad del algecireño Navarrete heredándolo Dolores Patiño viuda de Santacana, pendiente queda un estudio de la influencia de los políticos y burgueses mercantiles algecireños en la vida económica y social de Los Barrios, recordemos que los alcaldes dependían de los gobernadores civiles y los mayores contribuyentes a la hora de tomar decisiones.

Camino a San Roque

Parte de la antigua vía pecuaria denominada “Cañada Real de San Roque a Medina” es la utilizada para este camino que a partir de este momento comienza a llamarse camino vecinal a Algeciras y San Roque y más tarde C-440. Carretera comarcal que comunicaba Chipiona con Los Barrios, pasando por Jerez de la Frontera.

El camino vecinal pasado la alcantarilla del arroyo de la parrilla se dirige dirección al huerto y puerto de los Albardones (actual Parque Botánico Betty Molesworth), pasando por el pozo del Pum, más tarde su casa lindera se convierte en el ventorrillo del Pum.

Pasado los Albardones atravesamos los cortijos de la Albutreras y las Pilas, seguimos al pozo Marín hasta la actual estación de ferrocarril y cortijo Blanco.

En este punto si el viajero se dirige a Algeciras tomará dirección a la pasada de la Piedras o vado de los Pilares a la altura de la antigua presa de la Celupal, de posible época romana, tanto Hernández del Portillo (1622) como López de Ayala (1782) mencionan restos de lo que pudo ser un gran puente.

Si el viajero se dirige a San Roque atravesará el arroyo de Guadacorte por un puente de mampostería, pasa por la Venta Nueva (Ventorrillo de Palmones) en este lugar el viajero podía ir al núcleo poblacional y las salinas de Palmones, de este camino hablamos en el post ‘Robo cerca de la venta de Ojén a mediados del siglo XVIII’ y vimos de la importancia de este camino como vía de comunicación con la serranía de Ronda.

Un poco más adelante encontramos el ventorrillo de Loro y al llegar río Guadarranque la pasada o vado del Loro, pasado el río ya en el término de San Roque, la huerta y Venta del Padre Méndez, nos lleva a Taraguilla y desde allí a San Roque.

El vado o pasada del Loro aparece en todos los itinerarios militares de la época. Como ejemplos de la importancia de esta pasada como vía de comunicación contaremos dos historias:

– El río se pasaba en una barca que explotaba el ayuntamiento y daba en concesión al mejor postor, en enero de 1883 a un pastor le faltó dinero y tuvo que dejar una oveja burda (mezcla de oveja de raza merina y de raza charra) a un vecino de la venta del Padre Méndez con la promesa de volver a recogerla, en marzo este vecino se dirigió al juzgado denunciando que una persona había dejado abandonada una oveja burda, blanca, mediana y semi flaca, el juez municipal de San Roque ordenó que el propietario pasara a recogerla en quince días y pagara la manutención de la oveja o esta pasaría a propiedad del cuidador.

– En este lugar había un control de la Guardia Civil, la mañana del 16 de julio de 1903 los guardias de puesto reconocieron a los linenses José Castillo (domiciliado en el patio de Ciriaco) y Antonio Segura Molina, cruzaron el río a lomos de dos yeguas la que montaba José Castillo había sido robada en Vejer de la Frontera, los guardias le dieron el alto y solo pudieron detener a Antonio Segura.

Camino a Algeciras

Viajar de Los Barrios a Algeciras por la pasada de las Piedras en carruaje era imposible, por lo tanto, la mejor opción era por lo que hoy conocemos como la carretera vieja de Los Barrios, se construyó este camino vecinal en parte del Cordel de Algeciras.

En el reportaje Construcción de la carretera de Los Barrios a Algeciras hablamos de la construcción de esta carretera en 1839, por eso el informe dice que el camino vecinal se encuentra en buen estado sin entrar en repetir el post, diremos que el informe aporta que el puente de Palmones es de mampostería de seis arcos y el camino vecinal acaba en el Cachón de Pecino donde se encuentra un puente en el Monte de la Torre.

Noticias relacionadas